¿Ejercicio o alimentación? ¿Qué es más importante para la pérdida de peso?

Hoy vamos a debatir un tema que crea mucha controversia ¿Qué es más importante o qué ayuda más en la pérdida de peso, la práctica de ejercicio físico o una alimentación sana y equilibrada? Debatimos…

En primer lugar y partiendo de las fechas en las que nos encontramos empiezan los nuevos propósitos  para este 2019. Los gimnasios empiezan a estar completos y las salas de los nutricionistas se llenan como cada mes de enero. ¿Pero qué opción escoger y con qué objetivo?

Nosotros hemos apostado por invertir nuestro tiempo en la combinación de un ejercicio de intensidad media-alta (según posibilidades de nuestro cliente y posibles lesiones que haya tenido) junto a una alimentación equilibrada y saludable(creemos que crear el hábito es la clave). El ejercicio físico, practicado de manera adecuada y supervisado por un profesional del sector (en nuestro caso, un entrenador personal) nos ayudará a aumentar el metabolismo basal, con lo que facilitaremos un incremento bastante importante del consumo energético de nuestro organismo en reposo. Con esto no queremos decir que el ejercicio deberá ser el esclavo de una mala alimentación, sino que este nos aportará y suplementará a una dieta equilibrada y saludable.

Respecto a la alimentación, nos proveeremos de fuentes energéticas derivadas de los hidratos de carbono (teniendo especial precaución con los alimentos con azúcares añadidos o procesados), proteínas (pescados – especialmente- , carnes –sin abusar- y ciertas legumbres) ,grasas (sin abusar de las mismas) y como complemento sales minerales y vitaminas procedentes de frutas y vegetales frescos.

Esta óptima combinación hará que este arranque de año sea saludable, nos ayude a encontrarnos mejor y mejoremos nuestro rendimiento personal significativamente.

Para ello y con el fin de concluir el artículo, diremos que las premisas necesarios para una buena optimización de nuestro entrenamiento personal realizaremos:

– Realizar ejercicio de moderada-alta intensidad 1-2 veces por semana (supervisado siempre por un profesional para una ejecución y técnica adecuadas)

– Intentar en la medida de lo posible llevar una vida activa en nuestro día a día

– Comer de manera equilibrada y saludable, sin ingerir alimentos procesados o precocinados.