La importancia del entrenador personal y la motivación.

La figura del entrenador personal no sólo es la de corregir y adaptar los ejercicios a los objetivos personales de cada uno, sobre él también recae la difícil pero satisfactoria tarea de motivar e incentivar a sus pacientes para que sus entrenamientos sean lo más efectivos, dinámicos y divertidos posibles.

Es por ello que no sólo deberíamos tener fundamentos –actualizados- o conocimientos fisiológicos (fundamentales e imprescindibles en nuestro trabajo) si no también adquirir conocimientos de coaching.

Para ello nuestro equipo consta de una psicóloga encargada de dicha tarea, logrando motivarnos para que nuestro objetivo sea posible.

Consúltanos y te asesoraremos sin ningún compromiso.

pau-sala