Hoy os vamos a hablar sobre el tan extendido entrenamiento funcional, para qué sirve y principales promotores del mismo.

A su vez mencionaremos uno de los recursos que se utilizan habitualmente en este tipo de entrenamiento y qué ventajas y desventajas tienen sobre nuestro sistema musculoesquelético.

Origen

Como gran parte de los diferentes elementos del fitness el entrenamiento funcional surge de USA, con un objetivo prioritario que es el de intentar realizar ejercicios de fitness que después puedan transferir de manera positiva a nuestra vida diaria. Con ello queremos decir que a través de estos ejercicios obtendremos unas mejoras de fuerza específica que después nos afectarán positivamente en tareas domésticas, deportes específicos o en simples movimientos básicos de nuestro día a día (como por ejemplo subir y bajar escaleras o agacharnos a coger un objeto del suelo).

¿Qué parte tiene esto de cierto? ¿Qué es más funcional?

Para mí (es mi opinión) cuando definimos el entrenamiento funcional no sé realmente que es más funcional, si hacer ‘equilibrio’ en el bosu, hacer un apoyo monopodal lanzando un fitball o realizar una serie al fallo en la máquina de extensión de rodilla (leg extension) .

 ¿Qué quieres decir con esto Pau?

Quiero decir y ,según mi forma de entender el ejercicio , creo que la clave y el objetivo final ha de ser el de la MEJORA DE FUERZA ESPECÍFICA, y que es ELEMENTAL NO CONFUNDIR TÉCNICA CON el componente de FUERZA o HABILIDAD.

Para mi poner componentes de inestabilidad sin sentido u objetivo específico no tiene mucho sentido, prefiero que la gente fatigue y trabaje la musculatura de manera analítica previamente para luego dar lugar a estadios de inestabilidad o de mayor complejidad técnica. Pero poner a una persona de 60 años encima de un bosu a hacer equilibrio, para mi, tiene poca lógica cuando aparentemente muestra un déficit de fuerza en sus cuádriceps…isquiosurales o gemelos. Probablemente una buena alternativa sería trabajarles esos músculos de manera ‘aislada’ (lo más específica posible, sabiendo que esto es imposible por cadenas musculares) para que después pudiesen rendir mejor en un elemento inestable.

Por tanto y a modo de conclusión, plataformas inestables sí, pero siempre y cuando hayamos hecho un trabajo previo de fortalecimiento de musculatura implicada y pasando de herramientas de menor complejidad a las de mayor dificultad.

En cuanto a la palabra ‘transferencia’ a día de hoy no sabría responder a la pregunta de si una plataforma inestable o un burpee son ejercicios más funcionales que un chest press o un leg press…Dejemos de lado un poco el marketing e intentemos TRABAJAR LA FUERZA de NUESTROS CLIENTES que creo en el fondo es el objetivo fundamental (entre otros) por el que buscan a un entrenador personal.