El entrenamiento personal está mostrando un claro aumento de tendencia dentro del marco del ejercicio fisico y de la salud física y mental de las personas que lo practican.

¿Pero por qué esta sucediendo esto?

En la actualidad estamos denotando un incremento significativo en la práctica de ejercicio físico en nuestra sociedad, quizás promovido por un entorno más concienciado en qué la propia práctica y movimiento del sistema muscular genera grandes beneficios no sólo en niveles de fuerza individualizados sino también en aspectos metabólicos. Otros componentes asociados a la práctica asidua de ejercicio físico viene asociada al elemento socializador, factor que creemos es muy importante para ciertos núcleos de gente que no se encuentran motivados por falta de tiempo para conocer gente o automotivarse con retos grupales.

A partir de aquí hemos de intentar delimitar que el entrenamiento personal surge con la idea de ayudar a los potenciales clientes a obtener la mayor cantidad de beneficios asociados al entrenamiento con el menor tiempo posible. Para ello hemos de decir que los entrenadores tendrán altos niveles de especialización biomecánica y bases fisiológicas, gracias a las que nuestros clientes podrán obtener sus objetivos. Pero no sólo estos factores, el alto grado de motivación y adherencia al ejercicio dependerán de que el entrenador tenga habilidades personales y una empatía característica que ayude al propio cliente a conducirle hacia sus objetivos de un modo proactivo.

¿Hemos de exigir profesionales cualificados? ¿Existe el intrusismo en este sector?

Como en todos los sectores, por desgracia, existen figuras que promueven el ejercicio sin tener unas nociones básicas de entrenamiento o lo más preocupante de todo, sin estar dados de alta en el régimen de la seguridad social o estar colegiados como Licenciados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Desde mi punto de vista respetamos a todos los profesionales y creemos en el sistema, pero hemos de tener en cuenta que antes de contratar a un profesional de este sector  al menos este nos debería garantizar unos mínimos estándards de calidad y que al menos estuviese dado de alta dentro del colegio, asegurando al cliente un servicio exclusivo y de calidad.

¿Se puede entrenar en el gimnasio de manera libre y contratar aparte un entrenador personal?

Por supuesto, muchos de nuestros clientes combinan entrenamientos específicos con nosotros y otros preestablecidos con nosotros con anterioridad, de mantenimiento o consolidación de zonas más débiles a reforzar.

Nuestro rol en este caso estaría centrar nuestras sesiones en aspectos más técnicos y complicados del entrenamiento (como la intensidad), mientras que en el gimnasio de manera autónoma podrían realizar ejercicios de menor complejidad y de mantenimiento.