Elementos fundamentales del entrenamiento personal

En el siguiente artículo que os presentamos a continuación vamos a hablar sobre los que para mí son parámetros básicos antes de empezar cualquier programa de entrenamiento personal.

Menciono cuatro elementos primordiales que por nuestra forma de entender el ejercicio físico vinculado a la salud creemos son fundamentales. Estos son:

Los objetivos, la seguridad, la técnica y el control de la velocidad de ejecución.

Los objetivos

Aunque quizás es el elemento con menos peso dentro de los 4 que he mencionado con anterioridad creo que un planteamiento real y objetivo sobre nuestra meta final será clave para alcanzarla.

Explicaré con ello que es elemental plantearse objetivos REALES y ALCANZABLES, dado que si estos no son posibles a medio plazo nuestro componente emocional y motivacional se verá comprometido, cayendo probablemente en el desánimo y por tanto…el abandono hacia nuestra preciada meta.

La seguridad

Cualquier programa de ejercicio físico ha de priorizar la SEGURIDAD física de nuestro cliente. Nunca (por lo menos en mi caso) pondré en riesgo la salud de mi cliente por muy bien que le pueda sentar uno u otro ejercicio. Con ello quiero decir que antes de la aplicación práctica de cualquier ejercicio deberemos tener en cuenta cada una de las lesiones previas que haya podido tener nuestro paciente así como tener todos los parámetros aplicables controlados (elementos externos, peso libre, la carga puesta…).

La técnica

Una buena técnica que respete la buena congruencia articular hará que nuestras articulaciones no se resientan con el paso del tiempo. Para ello y fundamentándonos en la biomecánica aplicaremos perfiles de resistencia óptimos para que nuestro cliente logre alcanzar sus metas de una manera no solo eficaz, sino también, segura.

Velocidad de ejecución

Una de las premisas que hasta ahora muchos entrenadores no habían tenido en cuenta hasta ahora y creemos fundamental en el campo de la salud (con ello no quiero decir que las aceleraciones sean malas, de hecho en el rendimiento son fundamentales, pero si mencionar que estas pueden ocasionarnos molestias a lo largo del tiempo) es la velocidad de ejecución.

Para ello intentaremos que el objetivo del cliente no sea sólo hacer muchas repeticiones, sino la de localizar y focalizar la tarea en su músculo, sin importar tanto la carga o las repeticiones que ha de realizar. Para ello aplicaremos una velocidad de ejecución lenta, priorizando el ‘feeling’ y la sensación de fatiga muscular específica.