En el siguiente post que os presentamos a continuación hablaremos sobre qué ventajas nos puede ofrecer el entrenamiento en un medio acuático o qué inconvenientes nos puede aportar.

El agua, como fluido, tiene unas características particulares que pueden influir en nuestro rendimiento deportivo, tanto positiva como negativamente, según el prisma desde el cual se enfoque.

Hoy por hoy es un medio muy utilizado en fases iniciales de rehabilitación o readaptación deportiva con la finalidad de evitar los impactos y ser menos agresivo a nivel articular.

En dicha fase creemos que puede ser una buena alternativa, ya que al estar ‘exento’ de carga gravitacional, puede evitarnos fuerzas acelerativas (salvo intencionalidad) que pueden acarrear graves consecuencias en el tejido dañado después de una lesión.

Conforme vamos progresando creemos que es bueno combinar el entrenamiento en el agua como el entrenamiento externo con cargas gravitacionales, con la finalidad de que nuestra musculatura reciba un estímulo diferente y más ‘real’ , básicamente porque vivimos en un medio terrestre y con cargas gravitacionales constantes.

Es por ello que poco a poco hemos de ir transferiendo inicialmente con movimiento monoarticulares en el agua para después prograsar a multiarticulares e ir incluyendo herramientas que aumenten la resistencia con el agua (manoplas o minialetas, por ejemplo) para posteriormente dar lugar a ejercicios fuera del agua.

Por tal motivo veo conveniente después de un tiempo de inactividad por lesión un trabajo combinado tanto de agua como de cargas gravitacionales para poder optimizar y mejorar nuestra musculatura de una manera óptima y eficiente. Para ello podremos contar con la ayuda de un profesional, dentro del marco del ejercicio físico y de la salud, que nos dirá que progresión de ejercicios realizar en función de la articulación dañada o nivel de afectación de la misma.

Las cargas o resistencias en el medio acuático nos pueden servir de gran ayuda en fases iniciales pero como planteamiento a largo plazo no deja de ser un recurso más que nos aportará unas u otras resistencias diferenciadoras según nuestros objetivos personales.

Esperemos os haya gustado el artículo y no dudéis en preguntar cualquier cuestión o duda sobre ejercicio físico o entrenamiento personal a través de nuestro blog o página web.